ACU - Asociación para la conservación del Urogallo

Seleccione un idioma:
Buscar en la web

Está usted en: Inicio > La Especie > Alimentación

Lunes, 25 de Septiembre de 2017 | 17:02 horas

Alimentación

Últimas noticias

Evitar que los urogallos cantábricos crucen las puertas de la extinción
Publicada el 19/02/2017

El Mundo 12/02/2017 ALFREDO MERINO    El urogallo es una galliforme silvestre, emparentada con faisanes, pavos, perdices, gallos y otras aves terrestres. Aunque no de manera definitiva, los...
› Leer noticia completa
UNA FÁBULA DE ROCK & ROLL y juego TRAS EL UROGALLO CANTÁBRICO
Publicada el 06/11/2016

Freddy Saldaña comparte dos creaciones suyas sobre el urogallo cantábrico. Se trata de una fábula de rock & roll titulada ¡Si otro gallo nos cantara!, y también un juego titulado "Tras el...
› Leer noticia completa

Colabora

Logo de la ACU

Colabora con nosotros para poder conservar el urogallo

Si tienes alguna duda, consulta o simplemente deseas ponerte en contacto con nosotros puedes utilizar el siguiente formulario.
› Rellenar el formulario

Imagen de la sección Alimentación

Alimentación



El urogallo adulto es un vegetariano estricto, alimentándose fundamentalmente de hojas, flores y frutos de árboles, arbustos y diversas herbáceas que encuentra en su hábitat. Los pollos sin embargo disponen de una dieta fundamentalmente insectívora durante las dos primeras semanas de vida, sustituyéndola progresivamente en semanas posteriores por la ingesta de materia vegetal.

 

La dieta del urogallo es poco energética por lo que el ave se ve obligada a invertir gran parte de su tiempo en la búsqueda de alimento.  Además el sistema digestivo de la tetraónida muestra adaptaciones a fin de mejorar la adsorción de nutrientes a partir de un aporte trófico tan pobre.

 

El comportamiento trófico de lo urogallos cantábricos les diferencia de manera fundamental del resto de subespecies, cuya dieta durante la mayor parte del año, esta basada en gran medida en la ingesta de acículas de coníferas, de hecho, la población cantábrica a excepción de unos pocos individuos que ocupan plantaciones y bosques autóctonos de pinos silvestres, realiza la totalidad de su ciclo vital en bosques de hoja caduca, presentando unos hábitos alimenticios únicos y singulares a nivel mundial.

 

En general los urogallos cantábricos se alimentan durante el invierno de yemas de hayas y otros árboles de hoja caduca como de hojas y frutos de acebo , única especie perennifolia de la cordillera cantábrica, igualmente consumen brotes de arándano, así como callunas, brezos y enebros. Durante la primavera se sigue produciendo un consumo de brotes de hojas de especies arbóreas, como hayas, robles y abedules, existiendo igualmente un consumo elevado de arándano y de diversas especies de herbáceas propias de bosques caducifolios de la cordillera. Por último , durante el verano y el otoño la dieta en árbol se enrarece consumiendo las aves fundamentalmente materia vegetal de origen arbustivo como arándano, frambuesas y diversas herbáceas como helechos o gramíneas de diferentes clases.

 

13_Vaccinium_myrtillus_(Arandano)-_I._Antón

La presencia de extensas masas de coníferas, pino negro ( Pinus uncinata) y silvestre (Pinus sylvestris) fundamentalmente,  en la Cordillera Pirenaica , ofrece a los urogallos aquitánicos la posibilidad de aprovechar este recurso trófico, básico para la especie en amplios sectores del Pirineo, especialmente durante los meses invernales. Pese a ello , en aquellos rincones de influencia climática oceánica , existen poblaciones estables de urogallos en hayedos y otros bosques de hoja caduca, cuyas yemas, hojas y frutos son igualmente consumidas por el ave.

 

En cuanto al estrato arbustivo , destacan por su importancia para el urogallo pirenaico el arándano ( Vaccinium myrtillus) y la gayuba (Arctotaphylos uva-ursi), haciendo uso frecuente de enebros ( Juniperus communis) y diversas Ericáceas.

 

En cualquier  caso,  pueden existir diferencias tróficas entre poblaciones cercanas, ya que las aves parecen adaptarse con cierta facilidad a los recursos alimenticios disponibles en cada lugar, siempre y cuando el hábitat en el que viven sea de calidad y cubra todas sus necesidades ecológicas.

 

Volver arriba